En Venezuela hasta la ley mata

Kluiverth Roa tenía 14 años el día que lo mataron de un disparo a la cabeza.

Lo que se sabe de él no es mucho, excepto que fue Javier Mora, un miembro de la Policía Nacional Bolivariana de 23 años, el que lo asesinó con una escopeta.

Kluiverth es el primer muerto tras la aprobación de la resolución 008610 del Ministerio de la Defensa venezolano, que en su momento causó alarma cuando afirmara que, a partir de entonces, está permitido para los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional el “uso de la fuerza potencialmente mortal, bien con el arma de fuego o con otra arma potencialmente mortal”, esto como último recurso para “evitar los desórdenes, apoyar la autoridad legítimamente constituida y rechazar toda agresión, enfrentándola de inmediato y con los medios necesarios”.

gaceta1

gaceta2

 

 

En Venezuela ya hace mucho que la población general tiene permiso para matar. Así funcionan las cosas en un país donde mueren asesinadas unas 25 mil personas al año, pero solo un 9% de los culpables pagan por sus crímenes. Quizás lo único que faltaba era que también el poder militar tuviera pase libre con tal de proteger al gobierno de turno.

Si hace tan solo un año, durante las protestas que sacudieron al país entre febrero y marzo, se le atribuyó la muerte de al menos 6 personas a funcionarios de cuerpos de seguridad ¿Qué quedará ahora? Parece que fueron un par de niños los que nos dieron respuesta a esa pregunta.

Mientras tanto, Maduro se pronuncia echándole la culpa a la CIA y sectas de violencia creadas por la oposición, al tiempo que son ya 6 los jóvenes asesinados por Fuerza Armada o Policía en el último mes en otros hechos no relacionados con protestas, pero igualmente sospechosos y brutales.

Venezuela no es Ferguson, nadie hace franelas ni virales con las últimas frases de sus muertos, ningún famoso nos menciona en los Oscar, pero eso no quiere decir que las cosas no ocurran y no nos duelan.

Cuando vives en un lugar así no sabes si temerle más a la Policía o al hampa común, ambos tienen armas y hacen con ellas lo que se les venga en gana, contando con la impunidad de su parte.

José Daniel Frías, Julio Alejandro García, Yamir Tovar, Luis Aranyi, Kluiverth Roa, Yeferson Pérez son solo algunos de los caídos que seguramente no recibirán justicia porque es la ley la que está detrás de sus muertes. Al menos sabemos sus nombres.

ESCRIBE UN MENSAJE

Su dirección de correo no se hará público.